Mostrando entradas con la etiqueta Autos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Autos. Mostrar todas las entradas

sábado, 18 de septiembre de 2021

El último mensaje después de la fiesta

Salí de fiesta mamá. Fui a una fiesta y me acordé de lo que me dijiste. Me pediste que no bebiera alcohol, mamá. Por eso, bebí un Sprite. Me sentí orgullosa de mí misma. Hice una elección saludable y tu consejo fue correcto.

Y cuando la fiesta finalmente acabó, la gente empezó a conducir sin estar en condiciones. Fui a mi coche con la certeza de que iría a casa en paz.

Nunca podría imaginar lo que me esperaba, mamá... algo que no podría esperarme.

Ahora estoy tirada en la carretera y oigo a un policía decir: "El chico que provocó este accidente iba borracho".

Mamá, su voz parece tan distante... Mi sangre está derramada por todos lados y estoy intentando con todas mis fuerzas no llorar. Puedo oír a los médicos diciendo: "Esta chica va a morir".

Él, como yo, había salido de fiesta, pero él decidió beber y conducir y ahora yo tengo que morir.

¿Por qué las personas hacen esto, mamá, sabiendo que va a arruinar vidas?

El dolor me está cortando como un centenar de cuchillos afilados. Dile a mi hermana que no se asuste, mamá. Dile a papá que sea fuerte. Os quiero tanto que me gustaría que me diéseis un último beso. Alguien debería haber dicho a aquel chico que está mal beber y conducir...

Tal vez si sus padres se lo hubieran dicho yo ahora estaría viva... Mi respiración se está debilitando, mamá, y tengo mucho miedo... Estos son mis últimos momentos y me siento tan desesperada... Me gustaría que me pudieras abrazar, mamá, mientras estoy estirada, aquí, muriendo.

Me gustaría poder decirte que te quiero, mamá... no siento mi cuerpo, no puedo más, mamá, te quiero...Adiós...".

Estas palabras fueron escritas por un periodista de Informativos Telecinco que presenció un accidente de tráfico en 1997. La joven, mientras moría, iba diciendo estas palabras a los allí presentes. El periodista empezó una campaña. Si este mensaje llegó hasta ti y lo ignoras, puedes estar perdiendo la oportunidad de concienciar a más personas y hacer que tu propia vida también corra peligro. Y este pequeño gesto puede marcar una gran diferencia.

El último mensaje después de la fiesta

martes, 28 de mayo de 2019

Mujer conduce 1450 kilómetros adicionales por un fallo en el GPS

Una mujer belga condució sin darse cuenta hasta Zagreb por un fallo en el GPS. En total hizo 1450 kilómetros adicionales sin darse cuenta. Sus familiares la dieron por desaparecida, mientras ella, confiada en el aparato tecnológico, siguió conduciendo hasta llegar al país vecino, sin darse cuenta de que se había pasado un poco del destino al que pretendía llegar en un principio.

Mujer conduce 1450 kilómetros adicionales por un fallo en el GPS

Mujer conduce 1450 kilómetros adicionales por un fallo en el GPS

Sabine Moreau, una mujer belga de 67 años, tenía que conducir apenas 150 kilómetros para llegar desde su domicilio, en el pueblo de Hainault Erquelinnes, hasta la estación del Norte, en Bruselas, donde llegaba un amigo al que debía recoger. Sin embargo, un fallo en el GPS y la sorprendente falta de atención de la conductora terminó convirtiendo el recorrido en un viaje a través de la Europa continental que concluyó en Zagreb (Croacia) casi dos días y 1.450 kilómetros después.

"Estaba distraída, así que continué pisando el acelerador", explicó después Moreau, que sólo se dio cuenta de que iba en la dirección errónea cuando llegó a la capital croata. "He visto todo tipo de señales, primero en francés, luego en alemán y finalmente en croata, pero yo continué conduciendo porque iba distraída", relató.

Durante este insólito viaje la mujer paró a repostar dos veces en el camino e incluso sufrió un accidente menor y paró durante unas horas a dormir dentro del vehículo. Sin embargo, en el relato que contó a la policía, que había iniciado su búsqueda tras la denuncia de desaparición de su hijo, asegura que nunca llegó a ser consciente de que iba por el camino equivocado. "Hasta que de repente aparecí en Zagreb y entonces caí en que ya no estaba en Bélgica", dijo. "Reconozco que es un poco raro, pero yo estaba distraída", añadió la mujer.

domingo, 7 de abril de 2019

En la carretera

Sucedió en la carretera al Desierto de los Leones en el km 31, una noche lluviosa de octubre, únicas como las que solo hay en esos meses.

Un tipo estaba parado cerca del mencionado km bajo una arreciada lluvia nocturna que no dejaba ver más allá de algunos cuantos centimetros de él. Con la sensación de que es observado por alguien y los nervios a flor de piel, trata de caminar, llevaba cerca de 3 horas ahí y ni un vehículo se detenía a auxiliarlo.

De pronto, en la obscura noche y con la lluvia que se volvía más y más fuerte ve como se acerca hacia él muy lentamente un carro con las intermitentes encendidas, se detiene y sin pensarlo 2 veces se sube y el carro continua avanzando, muy lentamente, muy despacio.

Cual es su asombro al darse cuenta que no hay nadie manejando el auto y entre lo poco que dejaba ver aquella lluvia se da cuenta de lo aproximado que estaba una curva. Encomendado a todos los santos, el hombre aquel viendo de frente su cruel destino, no se ha aliviado de su sorpresa cuando por la ventanilla del conductor entre una mano tenebrosa que con firmeza pero suavemente gira el volante.

Paralizado de terror y sin aliento, se aferra con todas sus fuerzas al asiento, inmóvil e impotente, ve como sucedía lo mismo en cada curva del tenebroso y horrible camino, mientras la tormenta aumentaba su fuerza.

Ya pues, con todo el valor del que se pudo hacer cargo, se baja corriendo del vehículo y sigue corriendo y corriendo hasta llegar a la primera parada de camiones que puede. Al llegar, cuenta la horrible experiencia por la cual acababa de pasar. Los pocos traileros que estaban ahí, escuchaban atentos sin hacer comentario alguno.

Después de algunas horas, cuando el susto había pasado un poco, entran a la cafeteria 2 tipos empapados.

Uno le dice al otro muy molesto:
- Mira compa, este es el cabrón que se subió al carro mientras ¡lo empujabamos!

en la carretera

domingo, 9 de diciembre de 2018

Paraguayos van al Auto Mac intentando hacer pasar un pedazo de cartón por un carro

Una noticia del mundo de la gastronomía latina : Paraguayos van al Auto Mac intentando hacer pasar un pedazo de cartón por un carro... Y chocan al automóvil de adelante por saludar al idiota que le tomaba fotos en la acera de frente!

Paraguayos van al Auto Mac intentando hacer pasar un pedazo de cartón por un carro

Paraguayos van al Auto Mac intentando hacer pasar un pedazo de cartón por un carro

Sucedió en Asunción Paraguay. Un grupo de jóvenes, cansados del servicio tradicional de Mc Donalds que tarda demasiado entre hacer la cola y entregar el pedido según ellos, decidieron hacer un carro con cartón y ahorrar tiempo a la hora de comprar su Combo preferido.

Paraguayos van al Auto Mac intentando hacer pasar un pedazo de cartón por un carro

Los jóvenes no le pusieron demasiado empeño al automóvil de cartón, pero pensaron que igualmente podrían hacerlo pasar por un coche.

Paraguayos van al Auto Mac intentando hacer pasar un pedazo de cartón por un carro

Por fortuna, al cajero le quedaban 15 minutos de trabajo y estaba cansado como para discutir que eso no era un carro de verdad. Con la explotación del sueldo de mierda que paga Mc Donalds, la cantidad de clientes idiotas que debe de tener que soportar por día, el calor que le llega de la cocina y el cansancio acumulado, el trbajador se resignó a tomarle el pedido a estos inadaptados sociales.

Paraguayos van al Auto Mac intentando hacer pasar un pedazo de cartón por un carro

La cara del cajero lo dice todo.

Paraguayos van al Auto Mac intentando hacer pasar un pedazo de cartón por un carro

Lamentablemente el hecho de la noticia falsa no termina ahí. Saludando al idiota que los filmaba en la acera de frente, los adolescentes no vieron el carro frenado adelante de ellos y chocaron. Le rompieron el foco al automóvil de verdad y se les cayeron las bebidas. Al no tener seguro, debieron de dejar el dinero que llevaban arriba, para que el conductor no los denunciara por ser menores manejando en la vía pública.