sábado, 3 de octubre de 2020

Los vikingos y el miedo

Cuando los Vikingos Invadieron Francia en el 845, derrotaron con facilidad a todas las tropas que les envió el Rey Luis. Como el ejército del Rey tenía una ventaja de 10 a 1, entre los Francos corrió el mito que los Vikingos no conocían el miedo.

-Claro que conocemos el miedo, dijo el jefe Ragnar, solo que no lo fomentamos. El miedo lleva a la servidumbre, la obediencia y la esclavitud, que es un destino mucho peor que morir en batalla. Nosotros no adoramos a un jefe, es uno más, elegido momentáneamente, discutimos todo en asambleas, y nuestras mujeres son libres.

Hace 6000 años los manipuladores descubrieron que el miedo servía para esclavizar a las personas, y comenzaron a fomentarlo. Ni siquiera debía ser un miedo a algo tangible, es más, mejor que no lo fuese. Tanto servía el miedo a un demonio, a un dios vengativo o a un universo perverso.

El miedo hizo que padres entregaran a sus hijas para ser quemadas por brujas, o a sus hijos para ser sacrificados en un altar, o en las trincheras de Verdún.

A veces hubo gente que no se sometió, en el año 1000 un grupo de jovenes de la Isla de Bora Bora se cansó de los sacrificios humanos que habían convertido el paraiso en un infierno. - Si no les gusta, váyanse, desadaptados, les dijeron riendo. ¿A donde iban a ir?. Pues cargaron un barco con comida y animales y se hicieron a la mar. Los van a matar las tormentas, los tiburones, la sed, les gritaron. Navegaron 22 días sin saber adonde iban, hasta encontrar unas islas deshabitadas a las que llamaron Hawaii.

Antes de bajar se prometieron que nunca más habrían sacrificios, que si alguien quería honrar un dios, que lo haga con flores. Incluso a un grupo se le ocurrió que una buena manera de hacerlo era cortando tablas y usándolas para pararse en ellas y barrenar las olas.

¿querés vivir esta vida de porquería, con la cara cubierta, traspirada y llena de hongos? Una vida sin amor, sin sonrisas, sin actividad laboral, escuelas, sin abrazos, y finalmente sin comida ni libertad.

No te asustaron con un dios o demonio, eso ya pasó de moda, te asustaron con algo que llaman "ciencia". Y ni siquiera te preguntaste quien financió el estudio científico que dice que hay que encerrarse, que la mortalidad va a ser alta, que hay que vacunarse. Te sorprenderías en saber que son los mismos que compraron a los medios de comunicación que te asustan con el cuco bicho, y financian las carreras de los mediocres políticos que te encierran.

¿sabías que hay miles de médicos, biólogos, químicos, abogados que se oponen a esta locura? Pero son perseguidos, difamados, censurados, encarcelados. El Fundador de Médicos por la Verdad, el Coronel Médico del Ejército Alemán Heiko Schöning fue apresado el sábado en Londres, cuando se disponía a hablar a una multitud. Acusado de "negacionismo", o sea, no repetir el dogma del coronacuco.

No hay enfermedades, hay enfermos, y tu enfermedad se llama miedo. Y el miedo te hace esclavo de alguien que se está riendo de vos.

Los vikingos y el miedo

0 comentarios:

Publicar un comentario