viernes, 29 de marzo de 2019

Muere al ganar un concurso de comer cucarachas y gusanos

Parece un segmento del programa "1000 maneras de morir" y sin embargo es una noticia real que sucedió hace algunos años. Un estadounidense ingirió veinte insectos gigantes en cuatro minutos para ganar el certamen. Las autoridades sugieren que el colapso pudo deberse a una reacción alérgica severa, mientras que el dueño de la tienda de mascotas niega que los bichos sean la causa del fallecimiento.

Muere al ganar un concurso de comer cucarachas y gusanos

Muere al ganar un concurso de comer cucarachas y gusanos

Un estadounidense murió después de ganar un concurso en el que se comió en cuatro minutos más de 20 insectos gigantes, cucarachas y gusanos, para ganar una exótica pitón hembra Ivora Ball valorada en 700 dólares..
Edward Archbold, de 32 años, no era exactamente un amante de las serpientes, pero un viernes en la noche se presentó en el concurso de insectos 'Locura de Medianoche', organizado en la Tienda de Reptiles de Ben Siegel en West Hillsboro Road, en el balneario de Deerfield Beach, a unos 72 kilómetros al norte de Miami, Florida. Archbold asumió el reto de comer insectos para complacer a un amigo que lo acompañaba, quien deseaba obtener la serpiente como premio -lo cual logró pese al fallecimiento de su amigo.

Pero después de comer más de veinte insectos gigantes, el hombre empezó a vomitar, sufrió colapsó y murió. Según las reglas colocadas en un foro online, el premio sería para "el hombre o la mujer que comiera más insectos en cuatro minutos sin vomitar", algo que Archbold logró hacer en el tiempo estipulado ante una multitud que celebraba la particular competencia.

La investigación
Tras comerse las cucarachas y gusanos, Archbold sufrió el colapsó fuera de la tienda y fue trasladado a un hospital, donde fue declarado muerto. Por ahora, los investigadores de la oficina forense del condado de Broward esperan los resultados de la autopsia para determinar las causas de la muerte. El dueño de la tienda, Ben Siegel, declaró que el hombre no pudo haber muerto por lo que comió, porque según su versión las cucarachas discordes "las comen las personas en todo el mundo".
"Ellas se crían de forma casera. Son limpias, se crían para alimentar mascotas exóticas. Vendemos animales caros, y estos insectos son perfectamente seguros", dijo el promotor del concurso, que convocó unas 30 personas, de las cuales ninguna se enfermó. Por el momento se especula que Archbold pudo haber sufrido una reacción alérgica mortal.

0 comentarios:

Publicar un comentario