sábado, 9 de marzo de 2019

Higuaín confundió la marcha del Día Internacional de la Mujer con la fiesta de San Patricio

Sí señores, sí señoras... O mejor, ya que estamos aprendiendo el lenguaje inclusivo para estar a tono con el mes de la mujer : SÍ SEÑERES, Higuaín lo hizo de nuevo.

Luego de la confusión de fecha y estadio en la final de la Copa Libertadores. Gonzalo Higuaín volvió a hacer de las suyas, esta vez en una manifestación feminista, demostrando porque tiene la fama que tiene.

Higuaín confundió la marcha del Día Internacional de la Mujer con la fiesta de San Patricio
Higuaín en la marcha de las mujeres.
Higuaín confundió la marcha del Día Internacional de la Mujer con la fiesta de San Patricio

El delantero argentino se encontraba en la ciudad donde reside, Torino, Italia, ayer 8 de marzo, día internacional de la mujer. El futbolista salió de su apartamento hacia el supermercado y de pronto se vio envuelto en una marea verde con banderas y carteles por doquier.

Gonzalo Higuaín pensó que era la famosa fiesta de San Patricio y se tomó una selfie para sus redes sociales, pero las feministas italianas, rápidamente respondieron con insultos y golpes tras la fotografía.

Higuaín se imaginó que esas chicas querían una foto con él, por lo que jamás perdió la sonrisa mientras una multitud de mujeres lo golpeaba y pellizcaba cada vez más fuerte.

Entonces Higuaín se dio cuenta: se había topado con la hinchada de otro equipo de fútbol que estaba festejando San Patrick.

Al comprender que nadie quería tomarse fotos con él, se alejó, fue al supermercado, hizo las compras, volvió a su casa, subió a su Facebook la foto que se había tomado con las chicas de verde y se echó a dormir la siesta.

No fue sino hasta el otro día que se dio cuenta de que no era el día de San Patricio, sino el día Internacional de las Mujeres, luego de que una feminista saliera en la TV italiana, acusando al delantero de la Juventus de pervertido por meterse en una manifestación de mujeres para ser toqueteado.

Apenas se enteró del escándalo en el que se encontraba inmerso, llamó a su representante que le dijo "Así que fuiste a la marcha...". Demás está decir que el Pipita entró como un caballo y lanzó un gran "¿Qué marcha?". Luego la clásica respuesta "La de tu culo y mi garcha, boludo" se escuchó solamente el piiii del teléfono colgado por el jocoso representante que no pudo parar de reírse durante tres horas seguidas antes de comenzar a solucionar el problema de su cliente.

0 comentarios:

Publicar un comentario