martes, 28 de mayo de 2019

Alquiler con sexo

La crisis económica impulsa un nuevo 'negocio inmobiliario' en España: tu cuerpo por una habitación.

Alquiler con sexo

Alquiler con sexo

"Ofrezco habitación individual a chica joven delgada y todos los gastos pagados a cambio de sexo y buen rollo. Soy educado, limpio, con trabajo estable y de buen ver. Interesadas enviad foto". Éste es un anuncio real. Se puede leer en un portal inmobiliario de los muchos que proliferan en la Red. Y es que cada vez es más normal encontrarse con gente que ofrece habitaciones a cambio de sexo o viceversa, quienes ofrecen su cuerpo a cambio de un techo donde poder vivir.

Basta con teclear 'habitación por sexo' para que la pantalla del ordenador despliegue un largo listado de clasificados. Da igual la ciudad, la edad, o la nacionalidad, la oferta es amplia y de lo más variada. "Hombre de 27 años. Busco amiga para compartir piso a cambio de sexo ocasional. No importa tu edad. La habitación es amplia e independiente". En la mayoría de los casos, los gastos del piso van incluidos con el pago sexual. "Busco chica que me dé mucho placer. Le pago el alquiler y un sueldo. Enviar e-mail".

El perfil de quien hace oferta: hombres jóvenes con pocos recursos pero mucha cara. No tienen que perder, y por lo que se ve, mucho que ganar. Ellos fijan las normas y entre las condiciones que plantean casi todos coinciden en pedir unos determinados requisitos físicos. Siempre hay gente que accede a ese tipo de proposiciones, generalmente chicas jóvenes, que ven así una forma de ahorrar dinero y atravesar más holgadas sus problemas económicos.

Aunque algunos lo tachan de prostitución, lo cierto es que el arrendamiento a cambio de sexo, favorecido por la privacidad que ofrece Internet, es la nueva cara de fenómenos como las páginas de contactos para hacer amistades, de agencias matrimoniales en línea o de grupos para contactos sexuales según gustos particulares. Y un sistema de alquiler cada vez más común en España que, de seguir así, podría llegar a convertirse en el nuevo negocio inmobiliario para enfrentarse a la crisis.

0 comentarios:

Publicar un comentario