sábado, 22 de diciembre de 2018

Adolescente de 31 años logra escaparse de su hogar y cuenta como era torturado en Navidad

La Navidad se supone que debe ser motivo de alegría y jolgorio en las familias, pero este relato escalofriante de una familia que se tomó la Navidad demasiado a pecho, dejó en vilo a un pueblo norteamericano.

La triste noticia sucedió en Estados Unidos, en un pequeño pueblo al norte de Massachutses (o como carajo se escriba). El sheriff del pueblo se encontró con un chico que venía corriendo por la ruta, en un estado deplorable, con unos cuernos de reno en su cabeza. Tras preguntarle qué le había sucedido, el joven le pidió ayuda al comisario y una vez que llegó a la comisaría, comenzó a contar la aberrante historia que conmueve al mundo entero.

Adolescente de 31 años logra escaparse de su hogar y cuenta como era torturado en navidad
El reno de la derecha de la foto es Rudolph, con sus 6 hermanos, uno no se ve porque es el más bajo y el idiota no se dio cuenta de ponerse adelante de los demás para salir en la foto.
Adolescente de 31 años logra escaparse de su hogar y cuenta como era torturado en Navidad

Rudolph Wanderers es el nombre del joven que tras un calvario que duró 31 años, logró escaparse de la casa de sus padres y contó la tortura que sus progenitores ejercían sobre él y sus hermanos cada diciembre.
Según el relato, Rudolph tiene 6 hermanos que vivían en las mismas condiciones. El padre, alcoholico (no lo sabemos con certeza, tampoco lo dijo Rudolph , pero nos pareció un detalle que le da más color a la noticia) y su madre prostituta (item al caso anterior) obligaban a los 7 hermanos a vestirse con disfraces de renos durante todo diciembre y a sacarse fotos en el campo, mientras padre y madre simulaban ser Santa Claus y con látigos pretendían que arrastraran el trineo por el bosque.
Una vez llegado enero, los padres guardaban los disfraces hasta las siguientes festividades y volvían a ser una familia normal.
"Era horrible, son unos sádicos de la Navidad, Navidad los transforma... Gracias a Dios pude escapar de ese calvario" confesó Rudolph entre lágrimas.

Actualmente la policía detuvo a los padres, Noel Wanderers, el padre entró sonriendo al juzgado, disfrazado de Santa Claus y dijo a los periodistas "Jo jo jo, Pensamos que le gustaba la Navidad tanto como a nosotros, porque no se fue antes de casa si tanto le molestaba? Jo jo jo. Además le dimos el papel más importante, el mejor traje de reno era el suyo, mal agradecido, jo jo jo". 
También incautaron escopetas de caza y se están efectuando las correspondientes pericias psicológicas a los otros hermanos afectados por el espíritu navideño extremo de estos padres.

0 comentarios:

Publicar un comentario