domingo, 16 de diciembre de 2018

Una encuesta revela que 9 de cada 7 hombres ha fantaseado con meterse una cañita voladora en el culo

El psicólogo Alejandro Marín, de la universidad de Universidad Católica de Colombia, reveló un curioso estudio que muestra que 9 de cada 7 hombres ha fantaseado con meterse una cañita voladora en el ano y prenderla.
Por otra parte, solo -1 de cada 4 mujeres ha pensado alguna vez en hacerlo.
Por fortuna para la humanidad, solo el 4% de quienes tienen esa fantasía, llega a cumplir con el reto absurdo, y en su mayoría son adolescentes de entre 12 y 34 años de edad.

Lo curioso de la encuesta no es solamente la cantidad de hombres que se introducirían un objeto en el ano por el simple placer de sentir la adrenalina en su máximo punto en contraste con la inteligencia femenina que hace que ni siquiera se les pase por la cabeza esa acción, sino los resultados que arrojaron la encuesta, ya que "9 de cada 7" y "-1 de cada 4" personas no son números habituales que se utilicen en el mundo de la estadística.

Consultado al respecto, el Dr Marín confesó que él se encargó de la parte técnica de la encuesta y de la entrevista, y delegó el papel numérico a su sobrino que "Es un poco burro para la matemática y las computadoras, vaya a saber que tecla habrá apretado el muy 'joeputa que ni el Excel sabe usar".

Humor cañita voladora en el culo
Uno de los miles de videos que cada año abundan en Youtube de personas con cohetes en el culo
Según Marín, más allá del número que puede variar debido al error de su sobrino, lo importante es conscientizar fuertemente a la población acerca de introducirse objetos explosivos en el orificio anal, una practica sumamente peligrosa que se ha cobrado millones de víctimas alrededor del mundo desde que los chinos inventaron la pólvora.

Cada mes diciembre en Colombia, se registran un promedio de 29 casos de quemaduras por personas que intentaron lanzar fuegos artificiales con el trasero.
Además de los daños físicos, el daño psicológico que causa en las víctimas que debieron ir a explicarle al doctor que se hicieron eso por lanzar una caña voladora explosiva con el ano es terrible.
La cantidad de pacientes que se atendieron en el consultorio del Dr Alejandro Marín por esta causa, fueron los que motivaron esta investigación que queda abierta a revisión en cuanto a lo numérico, pero que revela una faceta del hombre oscura: la del culo.

Si bien en algunos casos el lanzamiento de fuegos artificiales con el culo puede haber salido bien, lo cierto es que en el 87% de los casos, el individuo siente tanto miedo que aprieta el culo y la cañita voladora no logra despegar, produciendo la explosión en las nalgas del idiota.

Marín finaliza la entrevista diciendo: "El mensaje a la población debe ser bien claro: cada uno puede hacer de su culo un florero, pero de ninguna manera puede hacer de su ano una plataforma lanza misiles. Esta Navidad no intenten lanzar fuegos artificiales con el culo, mucho menos bajo los efectos del alcohol."

Desde Fake Humor News queremos recordarles a todos que los fuegos artificiales son peligrosos y se deben manejar con responsabilidad si no se quieren contraer lesiones importantes y cagarle las fiestas a toda la familia por semejante pajereada.

0 comentarios:

Publicar un comentario